5/6/18

TENER UNA PAREJA MÁS JOVEN… ¿QUÉ TE PARECE? [5-6-18]

 TENER UNA PAREJA MÁS JOVEN… ¿QUÉ TE PARECE?

TENER UNA PAREJA MÁS JOVEN… ¿QUÉ TE PARECE?

Hoy por hoy, muchas mujeres se atreven a salir con hombres más jóvenes, pero sin dudas no es algo cotidiano ni la gente lo ve como normal. Que un hombre mayor se enlace con una chica, sí resulta habitual, y estamos tan acostumbrados a ello que nadie voltea la cara en la calle, asombrados de ver este tipo de unión.

Desde tiempos inmemoriales, los hombres han defendido ciertas actitudes y privilegios. En fin de cuentas, eran los dueños de la humanidad, o mejor dicho, de la otra mitad de la humanidad, que somos nosotras las mujeres.

Que haya llegado hasta nuestros días --cuando ya los varones empiezan a perder dominio y poder sobre las mujeres--, la costumbre, el cliché montado de que incluso está bien visto que ellos lleven años a su compañera, es algo digno de reflexión. Y hasta nosotras mismas argumentamos: “Es un hombre de experiencia, cuánto puedo aprender de él”. Sí, ciertamente, la herencia es fuerte, todas crecimos viendo hombres mayores casados con mujeres más jóvenes.

Lo que sí es algo de nuestro momento, es al revés. Y como decía al principio, cada vez las mujeres se atreven más, y no les importa la edad, lo que sí les interesa es la química que se establece, el buen entendimiento y las relaciones de respeto.

Una amiga, quien está viviendo un romance con un joven 10 años menor que ella, me comentaba que todavía la sociedad sigue siendo muy estricta con las mujeres, a la hora de evaluar su vida privada.

Si estás con un hombre mayor, rueda la suspicacia de qué beneficios estarás obteniendo de esa relación, y si estás con un hombre joven, piensan que también existe el interés. Pero hay que pensar con más libertad de mente, zafar las ataduras, porque una mujer de 50, como yo, puede tener muchos encantos para un joven. Recordemos que el humor y la inteligencia son grandes seductores.

Mi amiga dice que las personas, a la hora de escoger pareja, no debían estar viendo la edad, ese requisito que puede ser una barrera infranqueable para muchas y muchos. ¿Qué importa la edad? Se pregunta mi amiga. Lo que importa es que se esté viviendo un romance verdadero, porque hay muchos caminos para llegar a hacer realidad una vida en pareja grata y armoniosa, pero si de entrada, desechamos un posible candidato, sencillamente porque es más joven, creo que estamos actuando de una manera tonta y prejuiciada.


LA GENTE SE ENAMORA

En la vida una se enamora muchas veces. Y se enamora de verdad. Es un mito que una persona solo se enamora una vez; eso queda para las películas y para canciones como esa letra cubana que dice: “Solamente una vez, amé en la vida, solamente una vez y nada más…”

Aprendemos a darnos otra oportunidad, cuando no tenemos prejuicios raciales, étnicos, culturales, de edad…. Ya bastantes límites existen cuando tenemos que valorar la compatibilidad ideológica, (no es posible tener una pareja que tenga otra ideología) y también, es preciso tener en cuenta sus hábitos de higiene y salud, si es alcohólico, por ejemplo (nadie quiere estar con un alcohólico), y valores humanos que son importantes.

La edad no viene al caso. Además, hay otra cuestión para valorar: generalmente no es que una mujer se proponga vivir una vida con un hombre más joven, una no busca a los hombres jóvenes, ellos vienen a ti, eso ocurre, así, simplemente.

Entonces ¿vamos a perder la oportunidad por seguir arrastrando ese saco de prejuicios que termina estropeando un proyecto? Estas relaciones no siempre están mediadas por un interés. Hay jóvenes que se sienten más cómodos con mujeres mayores. Se enamoran de ellas realmente porque en la juventud también se cree en el amor, la sintonía emocional y la solidaridad entre dos personas… ¿Alguien lo duda?

29/5/18

Cuánto tiempo llevas perdonándolo [29-5-18]

Cuánto tiempo llevas perdonándolo

Cuánto tiempo llevas perdonándolo

Muchas parejas, basadas en la máxima de que "el amor lo perdona todo", están convencidas de que deben tolerar y soportar todo lo que venga: desde gritos, insultos, maltrato psicológico y físico -y, ¿por qué no?- hasta la muerte misma a manos del cónyuge.

Vale recordar, de entrada, algo importantísimo: el amor, si es genuino, jamás propicia jueguitos de víctima-verdugo.

A pesar de la humillación que produce la violencia física o verbal, la dependencia emocional y material hace que muchas mujeres soporten una situación a todas luces indigna, que tarde o temprano termina por pulverizar su autoestima.

"¿Qué debo hacer, tolerarlo?", es la pregunta de un sinfín de mujeres. Los especialistas no se han puesto totalmente de acuerdo. Una corriente de terapistas familiares maneja la teoría denominada cero tolerancia, la cual aconseja que a la primera agresión verbal -así sea considerada "menor"- deben tomarse medidas precautorias y correctivas.

Otros opinan que sí debe ponerse un límite a cualquier agresión, pero considerando otros elementos del contexto y de la historia de la propia pareja antes de tomar una decisión, lo cual complica el asunto.

Salto triple, pero con red

Factores como el grado de dependencia, la falta de equidad, la red familiar y social de las personas agredidas, los sistemas de protección con que cuentan, entre otros, son indicadores a tomar en cuenta.

Por ejemplo, una mujer sola y aislada, sin relaciones con amigas(os) y sin una red familiar de apoyo, debe fortalecer los apoyos antes de actuar contra su agresor, porque de lo contrario podría poner en peligro su vida misma. Contar con una red social -que incluye medios económicos, un lugar donde vivir, e incluso cambiar de trabajo en un momento extremo- le será de gran ayuda en el momento en que decida separarse, si es el caso. Si cuenta con un soporte social es aconsejable que actúe de manera inmediata ante la agresión.

Hay otros elementos como el uso de alcohol o de drogas por parte de los agresores -generalmente varones-, que agravan la situación. No les es fácil aceptar que empiezan a tener problemas con el manejo de la bebida y suelen expresarse en agresiones hacia la pareja.

Lo más recomendable es hacer una lectura de la agresión o de la violencia como si ésta fuera un síntoma de otro problema, y plantear la necesidad de solicitar ayuda para resolverlo. Se ha demostrado que pocas personas pueden resolver solas el conflicto.

Los grupos de ayuda mutua de hombres que se reconocen violentos son un gran auxiliar; revelan que las agresiones son expresión de una inseguridad básica o de una necesidad de autoafirmación ante ansiedades muy intensas, que deben ser resueltas de otra manera.

En ocasiones se recomienda la terapia de pareja. No obstante, si el problema es fundamentalmente de agresión del varón hacia la mujer, puede resultar contraproducente. Por eso, la ayuda debe empezar por quien agrede. Posteriormente, si se requiere, se solicitará ayuda para la pareja.

Lo más importante: haz caso a las luces amarillas, antes de que las rojas te obnubilen.

22/5/18

5 conversaciones con tu pareja que podrían terminar su relación para siempre

5 conversaciones con tu pareja que podrían terminar su relación para siempre

5 conversaciones con tu pareja que podrían terminar su relación para siempre

Si ambos no están en sincronía y aún no han pensado en su futuro, estas pláticas podrían convertirse en el inicio del fin de la relación

culturacolectiva.com

Cuando iniciamos una relación nunca prestamos atención a las cosas importantes.

Como idiotas, nos dejamos llevar por las emociones, sólo vemos aquello que deseamos e ignoramos todo lo malo que tiene nuestra nueva pareja. Creemos que esas pequeñas diferencias que tienen con nosotros son buenas, o bien que eventualmente cambiarán para adecuarse a nosotros, olvidamos que en realidad existe camino por recorrer y que eventualmente la realidad nos golpeará, haciéndonos ver lo que en verdad está frente a nosotros.

Muchas veces creemos estar en sintonía con esa pareja, perdidos en la fantasía, pero la realidad es distinta. Por ese motivo, si evitamos algunas conversaciones podríamos llevarnos una sorpresa inesperada, como darnos cuenta de que esa persona no quiere lo mismo de nosotros y que el romance que pensamos eterno, era sólo de unos cuantos meses. Las siguientes son esas pláticas que solemos olvidar y que nos revelarán en pocos momentos el futuro que les espera a los dos.


¿Cuáles son tus metas?

Cuando iniciamos una relación es muy probable que nos enfoquemos en las pequeñas cosas que nos gustan de una persona y pensemos demasiado en el presente. El futuro no aparece, sino hasta que los años pasan y se dan cuenta de que un simple noviazgo ya se convirtió en algo más, en una unión con responsabilidades. Hablar sobre sus metas pondrá en perspectiva el lugar en el que están y si sus vidas pueden seguir juntas.

Por ejemplo, alguien quizá quiere ir a otro continente a vivir o sus metas involucran un cambio fuerte de lo que están acostumbrados, pero la otra persona no busca eso. Es una conversación seria que hará que ambos piensen en lo relevante que es formar parte de su mutua existencia. Quizás eso los separe cuando se den cuenta de que quieren cosas diferentes (tener hijos o no, quizá).


¿Hacia dónde nos dirigimos?

De nuevo. El barco tiene tiempo de haber zarpado y se encuentran en el océano con distintas posibilidades de a donde ir. Quizás uno de los dos piensa que están listos para vivir el futuro juntos, pero el otro aún necesita tiempo para pensarlo; puede que no esté seguro de querer quedarse el resto de sus días. Si ambos no tienen el mismo plan en cuanto a su relación, definitivamente será el momento en el que acabe, pero será mejor escucharlo antes que pasar la agonía de ver el vínculo morir o de ser desechado en un instante.


¿Por qué no he conocido a tu familia?

Como mencionamos, tal vez los dos no están pensando en lo mismo para su futuro, entonces esta pregunta puede apresurar la conversación. Si no has conocido a su familia, es probable que quizá no tenga planeado hacerlo porque no ve una relación larga, sino algo pasajero, sin embargo, también es posible que no haya surgido la oportunidad. De cualquier forma, es una conversación cuyas revelaciones podrían ser peligrosas.


¿Qué hiciste anoche?

En el momento en el que esa pregunta abre una conversación se sabe que hay algo mal. Es imposible decirla o escucharla sin que suene con desconfianza, por lo que existe el riesgo de ofender a la otra persona. De igual forma, si existen sospechas de algo o se confiesa una infidelidad en ese momento, es de esperarse que las cosas se compliquen y comience una discusión que le ponga fin a todo lo que han trabajado.


¿Ya olvidaste por completo a tu ex?

Si la respuesta es sí —y aún existe desconfianza—, jamás se estará en armonía. Si la respuesta es no, quizá sea más complicado ya que abrirá una serie de diálogos en los que se pondrá en cuestión por qué no ha sido olvidado el pasado y si aún existe la posibilidad de abandonar todo para regresar con esa persona. Indudablemente no puede haber un avance si aún existen ataduras hacia lo que sucedió con una antigua pareja y será incómodo abordarlo.


Puede que incluso nosotros estemos del otro lado. Quizá nosotros no queremos un futuro con esa persona y ellos sí, o tenemos una vida diferente a la de ellos. Inevitablemente, aunque exista amor, ambos tendrán que separarse o encontrar algo que los mantenga unidos. Estas conversaciones pueden ser peligrosas pero son necesarias, ya que sin sus respuestas, andaríamos a ciegas en el océano, sin saber que en cualquier momento todo podría terminar.

6/12/17

Cuándo los celos sobrepasan el amor [6-12-17]

.
Cuándo los celos sobrepasan el amor

Ciudad de México (México). Algunas personas no sienten celos, en ningún momento, durante sus relaciones. La mayoría de la gente, creo, es como yo: segura de sí misma hasta cuando se enfrentan con la idea de que su pareja tiene un/a ex, y de que tal vez en el pasado él o ella le prometió amor eterno, honor, y aprecio a esta persona.

Siempre es bueno catalogar a los celos como una emoción tonta, pero no podemos negar el poder que tienen para lograr estresarnos. Es diferente para cada persona que padece de celos. Una mujer podría no tener ningún problema con la secretaria sexy de su marido, pero se morderá las uñas por los nervios cuando él asista a una reunión de sus amigos de preparatoria llena de ex novias. Otras personas luchan constantemente contra el impulso de querer preguntar cuán larga es la lista de amores de su pareja. Pero si sospechas que tu pareja te engaña, de serlo asi, ¿por qué estás con esta persona? Los celos normalmente llevan al fracaso a más relaciones que las que protegen.

"Lo más interesante sobre los celos, es que tienden a ser engañosos e inesperados", dice el Dr. Robert Bringle, profesor de psicología en la Universidad Purdue, quien estudia los celos en las relaciones. "Una persona, por más segura que sea, puede ser cegada por los celos". La buena noticia, dice él, es que, incluso si no podemos asegurarnos de que no aparecerán, "sabemos lo que los alimenta; lo que significa que podemos matarlos de hambre".

Para poder poner a tus celos a dieta, prueba lo siguiente:

Deshazte de ellos


"Lo primero que debes preguntarte es: '¿son mis celos un patrón?'", dice Ronald Mah, terapeuta de parejas en Berkeley, CA. "Si tu tienes un patrón, donde eres celoso en todas tus relaciones, entonces el problema muy probablemente seas tú, y debes hacerle frente'. No es responsabilidad de tu pareja hacerte sentir seguro, dice Mah. Eso no significa que no le puedas pedir a él o a ella que sean un poco más sensibles, pero si tu pareja se irrita por tu ojo vigilante, tendrás que retirarte y trabajar en tus propios problemas, olvidando el dolor de un/a ex que se alejó de ti, o un padre que desapareció, y probablemente lo hagas con terapia antes de que alejes a tu pareja actual para siempre.

Identifica la verdad en cada situación

La gente tiene una tendencia a generalizar, dice el Dr. Bringle. Es decir, si tú ya estás sintiendo sospechas, cada cosa, por más pequeña que sea, parecerá encajar en esa situación. Es casi como una profecía cumplida. Digamos que tu pareja responde a una de tus llamadas, y contesta: "te vuelvo a llamar en unos minutos", y tú asumes que está con otra persona con la que él o ella te está engañando. Resuelve esta situación observándote a ti mismo/a, y pregúntate cómo has llegado a esta conclusión. No te limites a hacer suposiciones sobre la decencia de tu pareja. Si detectas un patrón de duplicidad, es claro que debes hacer preguntas, pero no dejes que tus inseguridades persistan.

Dilo en voz alta

La realidad es que las parejas deben de tener una conversación (¡o incluso varias!) para acordar lo que ambos esperan el uno del otro. "Muchas veces, tus celos pueden estar fuera de control porque tienes un complicado sistema de reglas y regulaciones de las cuales la otra persona no tiene ni idea", dice Mah. Acaba con las dudas teniendo una charla. "Con tranquilidad, le expliqué a mi chico que cuando el salía con sus amigos, y decía: 'Te llamaré más tarde', pero no lo hacia, yo generaba todo tipo locuras en mi cabeza", dice Julie, de St. Louis. "Entonces, le dije que así era como mi mente trabajaba, y que él no tenía que llamarme, ni decir que me iba a llamar. Que para mí estaba bien que él tuviera su noche de chicos, y punto.' Esta táctica de utilizar el lenguaje del 'Yo' para explicar cómo te sientes es excelente, a diferencia de culpar a la otra persona con acusaciones como: "Tú dijiste que me ibas a llamar y ¡no lo hiciste!"

Consulta las fuentes adecuadas


Si tus padres no fueron exactamente el mejor modelo de pareja, puede ser que te encuentres tratando de descifrar cuál lo sería. "La gente comete mucho este error", dice Mah. "Piden consejos a gente que está tan ansiosa e insegura como ellos, y acaban reforzando sus malos hábitos'. Pide consejos a personas que han logrado estar en el tipo de relación que tú quieres, y pasa tiempo con ellos, observando y aprendiendo de su comportamiento, como lo haría un antropólogo en entrenamiento.

Aumenta tu autoestima

"Los celos son realmente inseguridad", dice Mah. "Si tu pareja es de confianza, debes de reducir al mínimo los celos haciendo las cosas que te hagan sentir bien; entrenar, cultivar tus otras relaciones, o lo que sea que te haga sentir fantástico acerca de ti y de tu vida'.

Aprende a olvidar los tiempos difíciles

Cuando una situación de envidia se asoma, prepárate para ello. "Todos sabemos de lo que somos capaces cuando estamos estresados", dice Mah. "Pero eso no quiere decir que está bien exteriorizar tus temores cuando ocurren situaciones estresantes. Si tú sabes que te pones celoso/a cuando tu novio/a tiene que ver a su ex esposo/a para recoger a los niños, prepárate con anticipación". Aunque esto signifique recitar afirmaciones o asegurarte de compartir algunos besos de más con anticipación, encuentra maneras saludables para manejar este estrés.

Pero no importa qué, dice el Dr. Bringle, no aplastes a tus celos por completo. "Los celos son una señal de alerta", dice. "Igual que el dolor, nos dice cuando algo podría estar mal. Y puede ser saludable para una relación decir, por ejemplo: 'Me siento celosa cuando ves a tu ex novia' y tener una conversación sobre cada uno de los límites en su relación." Es decir, utiliza la sensación incómoda como un punto de partida para una discusión, pero no como una forma de ultimátum. Con información de Match.com

21/11/17

Tener a la pareja ideal ayuda a dormir bien [21-11-17]

 
La pareja ideal ayuda a dormir bien

Las mujeres que son felices con sus maridos o parejas tienen menos problemas para dormir que las solteras.


Nueva York (EU). Olvídate de contar ovejas, tira las pastillas para dormir y no te molestes en beber un vaso de leche caliente antes de ir a la cama: un buen remedio para las mujeres con problemas de sueño es un matrimonio feliz.

Un equipo de investigadores de la University of Pittsburg, en Estados Unidos, descubrió que las mujeres que son felices con sus maridos o parejas tienen menos problemas para dormir que las solteras.

Las preocupaciones económicas, el consumo de alcohol y cafeína y la constancia en las relaciones sexuales no influirían tanto como la felicidad conyugal cuando se trata de conseguir ocho horas de sueño por día.

"Nos dimos cuenta de que las mujeres felizmente casadas se quejan menos de alteraciones en el sueño, lo que incluye dificultades a la hora de dormirse, despertares durante la noche y temprano a la mañana y un sueño inquieto, comparado con las mujeres con menor felicidad conyugal", indicó Wendy Troxel, profesora asociada de psiquiatría al frente del estudio.

Las mujeres se suelen quejar más que los hombres de padecer dificultades para dormir, pero gran parte del estudio se ha centrado en cómo los problemas masculinos durante el descanso, como roncar o sufrir apnea del sueño, afectan a sus mujeres.

Troxel y su equipo abordaron el problema de otra manera. Entrevistaron a 1.938 mujeres de entre 42 y 52 años, con diferente origen étnico y de siete de grandes ciudades de Estados Unidos, para investigar la relación entre la felicidad matrimonial y el sueño.

Los investigadores también estudiaron otros factores que podían contribuir al insomnio, como síntomas depresivos, apuros económicos y problemas laborales, el consumo de alcohol y cafeína, los niños y la actividad sexual.

"Los resultados mostraron que incluso después de tener en cuenta todos estos factores que son conocidos por cómo afectan al sueño, el nivel de felicidad matrimonial surgió como un factor de riesgo independiente para la existencia de irregularidades en el sueño", afirmó en un comunicado Troxel, cuyo estudio fue publicado en Behavioral Sleep Medicine.

Las mujeres caucásicas y afroamericanas se mostraron más quejumbrosas que las japonesas, las latinas y las chinas, a la vez que las caucásicas y las japonesas fueron las que dijeron estar más felices en sus matrimonios.

"Estar felizmente casada se asoció con una cantidad menor de problemas de insomnio, incluso después de tener en cuenta la medicación para el sueño", explicó Troxel a Reuters.

En el estudio participaron mujeres afroamericanas de Boston, Chicago, Detroit y Pittsburg, chinas de Oakland y California, japonesas de Los Angeles y latinas de Newark.

terra.com.mx

1/11/17

Besar mal es motivo de ruptura [1-11-17]


Besar mal es motivo de ruptura

Según datos de una encuesta a mil 300 hombres, uno de cada cuatro ha terminado a su pareja por no saber besar. ¿Te sumas a la estadística?

Los Angeles (EU). Uno de cada cuatro hombres ha terminado una relación en algún momento porque su pareja no besaba bien, según una encuesta a más de mil 300 usuarios del portal Match.com.

Para 42%, la razón es que al besarse se dieron cuenta de que no había química, 15% afirma que más que besarle su pareja parecía lamerle, y 6% dice que fue culpa del mal aliento de su compañero de beso.

Lo que tiene claro 61% de los consultados es que los besos son importantes porque fomentan la intimidad en una relación, y para 32% los besos dan emoción a una relación. Solo 2% no considera los besos importantes en una relación.

Para 74% de los españoles el mejor beso es el que se da lentamente, con los ojos cerrados porque es el más sensual y romántico.

Muy por detrás (13%) escogen el beso múltiple que empieza en la frente, pasa por la mejilla, hasta llegar a los labios, mientras que el menos apreciado es el beso en la mejilla (1%).

Por otra parte, 43% cree que el beso bien dado se produce cuando hay pasión, aunque es importante darlo con dulzura (37%).

Pero para el hombre lo siguiente más importante es que se le ponga entusiasmo al acto de besar (8%), mientras que las mujeres necesitan que el ósculo las vuelva locas (13%).

En cuanto a la técnica a la hora de besar, 38% de los españoles gira la cabeza hacia la derecha, frente 15% que lo hace hacia la izquierda, y 49% afirma no tener preferencia por el lado.

Lo que sí tiene claro 68% de los encuestados es que la otra persona tiene que tener un atractivo general para que se produzca el beso.

Todo ello hace que 34% de los hombres consideren los labios de Angelina Jolie son los que querrían besar, y además 38% de las mujeres afirman desear unos labios como los de la actriz americana.

La modelo Esther Cañadas tiene los labios menos atractivos, según hombres y mujeres. En cuanto al primer beso, casi la mitad de los consultados opina que fue mejor de lo que esperaban, frente a 14% que afirma que los nervios estropearon ese ansiado momento.

De 10% de las mujeres lo recuerdan como un beso húmedo y 12% de los hombres pensaron que era un alivio el besar por fin a alguien.

Mientras 24% de las mujeres besaron por primera vez durante unas vacaciones, 28% de los hombres lo hicieron en una fiesta.

Para otro 22% de las mujeres un bar o una discoteca fueron escenarios de su primer beso, lo mismo que para 18% de los hombres.

En cuanto a quien debe dar el primer paso a la hora de besar a la otra persona, 85% cree que debe hacerlo el primero que sienta que es el momento adecuado.

Sin embargo, 16% de las mujeres aún piensa que es el hombre el que debe dar el paso, opinión compartida por 7% de los hombres.

terra.com.mx

29/10/17

- Amor irreal [28-10-17]

 Amor irreal [28-10-17]: Amor irreal  A este hay que de verdad tenerle miedo: deja cicatrices imborrables. Las va marcando, a fuego lento, y una va disfrutando ...

25/10/17

¿Quiénes sufren la venustrafobia? [25-10-17]


¿Quiénes sufren la venustrafobia?
 Las personas que padecen este problema experimentan sensaciones de temor y rechazo a las mujeres atractivas. Algunos individuos cuyas parejas destacan por su físico sienten una cierta preocupación, pues creen que esa cualidad aumenta el peligro de perderla. No obstante, el miedo de los venustrafóbicos, a los que también se denomina caliginefóbicos, va mucho más allá, pues viven angustiados por un sentimiento de aprensión persistente e injustificado. En principio, es difícil que mantengan una relación con una chica que consideran hermosa, ya que, aunque sientan su encanto, tenderán a evitarla. 

Como en otras aversiones obsesivas, la causa de la venustrafobia puede encontrarse en una experiencia traumática. Así, el afectado pudo vivir, por ejemplo, una situación de rechazo en la que se sintió humillado por parte de una fémina apuesta. Esto puede llevarle a generalizar su vivencia, asociar hermosura con situación de riesgo y rechazar circunstancias similares para no fracasar de nuevo. También puede darse una conjunción de factores, como timidez, baja autoestima y machismo, que propicien la aparición de esas sensaciones, lo que puede dar lugar a conductas misóginas.

18/10/17

La gente casada sigue siendo la más sana *


La gente casada sigue siendo la más sana

Pero un estudio encuentra que los solteros a largo plazo están logrando avances
 La gente que ha hecho votos matrimoniales tiende a ser más sana que sus pares solteros, divorciados o viudos, pero una investigación reciente muestra que la brecha de salud podría estarse estrechando.
Los investigadores afirman que entrevistas con los hombres contemporáneos que nunca se han casado sugieren que son más sanos que los hombres que nunca se habían casado hace tres décadas. Y eso está ayudando a los hombres solteros a ganar algo de terreno, en cuando a su salud, en comparación con la gente casada.

"Uno de los datos más frecuentemente documentados es que la gente casada es más sana que la soltera, pero la diferencia entre la gente casada y la que no lo está ha cambiado en las últimas décadas", afirmó la autora principal del estudio Hui Liu, profesora asistente y socióloga de la Universidad estatal de Michigan en East Lansing.

Los hallazgos aparece en la edición de septiembre de la revista Journal of Health and Social Behavior.

Liu señaló que hay dos teorías de por qué la gente casada reporta una mejor salud. Una es que estar casado provee más acceso a respaldo social y recursos económicos. La otra es que divorciarse o enviudar daña la salud.

"En general, el matrimonio tiende a hacer que la gente sea más sana, feliz y rica, y eso es especialmente así entre los hombres", apuntó Scott Wetzler, vicepresidente de psiquiatría y ciencias conductuales, así como director del programa de "Respaldo para un matrimonio saludable" del Centro médico Montefiore en la ciudad de Nueva York.

Pero debido a que las tendencias en el matrimonio han cambiado tan dramáticamente en las últimas décadas, y más gente opta por no casarse o casarse más tarde, Liu deseaba evaluar qué efectos, si los había, tales cambios podrían tener sobre la salud física.

Para analizar estas tendencias, Liu y su colega Debra Umberson revisaron 32 años de datos sobre más de un millón de estadounidenses de la Encuesta nacional de entrevista de salud. Los participantes del estudio tenían entre 25 y 80 años de edad. El estado de salud fue reportado por los mismos participantes en la encuesta.

Las investigadoras encontraron que el estado de salud autor reportado de los adultos que nunca se habían casado aumentó significativamente con el tiempo. Al mismo tiempo, el estado de salud autor reportado de las mujeres casadas también aumentó, de manera que la brecha entre las mujeres casadas y nunca casadas permaneció más o menos igual. Sin embargo, los hombres nunca casados redujeron la brecha de salud con los hombres casados.

"Un motivo importante potencial es que los hombres nunca casados tienen un mayor acceso a respaldo social hoy en día que en el pasado. Antes, tener un cónyuge era importante para el respaldo social y la red social", explicó Liu.

Las investigadoras también encontraron que el estado de salud informado por los mismos sujetos mejoró para casi todos los estadounidenses negros, excepto entre los viudos.

Según el estudio, la gente que había estado casada en el pasado, lo que incluye a los viudos y divorciados, reportaron declives en su estado general de salud.

"Si alguien se casa y luego se divorcia, eso daña su salud", afirmó Liu.

"Este estudio confirma que el matrimonio tiende a hacer a la gente más saludable. No observaron la calidad del matrimonio individual, sino que en general estar casado probablemente haga a la gente más feliz que no estarlo", apuntó Wetzler.

13/10/17

¿Debo 'googlear' a mi novia? [13-10-17]

.
¿Debo 'googlear' a mi novia?

Cada vez vivimos más conectados a través de internet. Pero ¿cuándo debemos compartir nuestro estado civil? JV Chamary, de la revista BBC Focus, resuelve algunos dilemas del amor cibernético.

¿Debería 'googlear' a alguien antes de una cita?
¿Debería compartir mi situación sentimental?
El cibersexo, ¿es realmente infidelidad?
¿Qué debo poner en mi perfil?

¿Debería 'googlear' a alguien antes de una cita?

Suena bastante inofensivo. Estás nervioso antes de una cita importante y no quieres que la conversación se agote, entonces escribes el nombre de la persona en un motor de búsqueda, a ver qué sale.

Un vistazo rápido de los antecedentes puede servir. En 2004, el fugitivo estadounidense LaShawn Pettus-Brown pasó una noche nada romántica con agentes del FBI después de que una mujer con la que había quedado para una cita se topara con su nombre en Google.

Pero jugar al detective privado también puede traer problemas. Lo que uno aprende en las investigaciones en internet puede engañar a la mente al generar la sensación de que conocemos a alguien más de lo real, lo que puede conducirnos a una situación inusualmente peligrosa. Además, puede que uno tenga que pasarse toda la cita esforzándose en no revelar ningún dato de la investigación para no quedar como un ciberacosador.

Pero la principal razón por la cual no se debe profundizar demasiado en los resultados de la búsqueda es que podría arruinar una relación antes de que comience. "Es inevitable que la gente acuda a Google", dice Dr. Todd Essig, un psicoanalista que se especializa en nuevas tecnologías.

"Pero hay que poner un límite, ya que uno de los placeres de una primera cita es descubrir algo nuevo".

Además de que se pierden esos momentos mágicos, Essig dice que el intercambio de información personal ayuda a la gente a relajarse y hablar sobre sí mismos. "Hablar sobre uno mismo lleva a hablar más aún. Si ya sabes lo que el otro va a decir, todo el proceso se interrumpe. Demasiado Google antes de una cita dará lugar a un encuentro muy incómodo.

¿Debería compartir mi situación sentimental?

Los perfiles de Facebook permiten revelar nuestra "situación sentimental", con una lista de seis opciones que incluye "soltero", "casado" y "es complicado". Sólo eso ya es complicado.

Un cambio accidental puede causar confusión y alertar a los amigos sobre una inexistente ruptura, mientras que algunos cambios han demostrado ser fatales: al menos tres mujeres británicas han sido asesinadas por sus parejas después de cambiar su estado civil a 'soltera'.

Tales peligros hacen que algunas personas se resistan a revelar esa información. Pero otros creen que compartir el estatus sentimental es un reflejo de su relación: una nueva pareja podría interpretar el que alguien no quiera actualizar su situación en Facebook como una falta de compromiso.

Según el psicoanalista Todd Essig, si debe o no compartir esta información depende de quién esté en su red: "Si tu círculo social es en su mayoría compañeros de trabajo, es posible que no desees utilizar la situación sentimental como una guía sobre lo que está pasando en tu vida".

La decisión también podría depender del uso que se le dé a Facebook: si eres joven, libre y estás solo/a, es posible que desees difundir tu disponibilidad a los cuatro vientos.

Pero Essig advierte que las redes sociales online no reflejan plenamente las interacciones reales. "La situación sentimental en Facebook es sólo una categoría en una base de datos", dice. "Es complicado", por ejemplo, puede aplicarse tanto a las personas casadas como a las no casadas. "Estas tecnologías son sólo herramientas para facilitarnos amar a quien queramos", dice Essig. "Si nos involucramos demasiado en la tecnología entonces perdemos eso de vista".

El cibersexo, ¿es realmente infidelidad?

En 2008, una mujer británica pidió el divorcio después de descubrir que su marido tenía una aventura virtual en el juego Second Life. Amy Taylor, cuyo álter ego en el juego era una DJ llamada Laura Skye, decidió separarse de su esposo, David Pollard, después de descubrir a su avatar (Dave Barmy) abrazando y hablando cariñosamente con otra mujer en un sofá virtual.

Taylor les dijo a la prensa: "Pudo haber comenzado en línea, pero existió en el mundo real y duele igual. Fue la traición suprema. Él me había estado mintiendo".

El Dr. Essig advierte que el cibersexo no debe ser considerado inocuo o sin sentido. "Depende de la intimidad, la intensidad, la frecuencia y el significado emocional de la experiencia de cibersexo y la forma en que eso encaja en el entendimiento de la pareja de los límites de su relación".

El psicoanalista señala que "las relaciones físicas no constituyen infidelidad para las personas que tienen relaciones abiertas, mientras que para otras parejas, hasta coquetear es considerado una traición".

"El cibersexo incluye una amplia gama de actividades -desde el intercambio de correos electrónicos sexies hasta el porno interactivo- y puede darse dentro de una relación", agrega.

¿Qué debo poner en mi perfil?

Con los millones de personas que ahora utilizan los sitios de citas online, ¿cómo destacarse entre la multitud?

En primer lugar, hay que ser original al especificar intereses y aficiones. ¿Simplemente "lees libros" o más bien "La guerra y la paz" es tu novela favorita?

En segundo lugar, sustenta tus declaraciones. Si se supone que eres divertido, lo que escribes debe hacer reír a los demás.

En tercer lugar, mantener un perfil equilibrado. Decir lo suficiente para despertar interés pero sin aportar tanta historia de vida que ya no sea necesario conocerte en persona.

También es fundamental una foto llamativa para que el potencial amante haga clic en tu perfil, cuidadosamente diseñado.

OKCupid, un sitio de citas gratuito diseñado por graduados de Harvard en matemáticas, hizo una investigación recientemente con información que le proveyeron sus miembros y disipó algunos mitos acerca de las imágenes de perfil.

"El hallazgo más interesante fue el valor de la autenticidad", dice Sam Yagan, cofundador de OKCupid. "A menudo, las fotos que se ven más naturales, tomadas con un teléfono celular o cámara web, funcionan mejor".

Tampoco se aconseja sonreír: las mujeres que hicieron contacto visual y tenían una expresión coqueta recibieron más mensajes, mientras que los hombres deben tener una expresión seria y mirar hacia otro lado. Mostrar un poco de piel –el escote ellas y los abdominales ellos- también parece funcionar, dicen.